Mount & Blade II Bannerlord (Early Access)
Martin Diaz
Redactor
Martin Diaz / Daydam

Amante de los RPG y el género Survival Horror. Fanático de los zombis y los juegos post-apocalípticos. Juega todo tipo de videojuegos desde los 5 años, y sueña con desarrollar sus propios juegos desde los 9. Leer más »

Email: dreamingagainmp@gmail.com
07 de Abril del 2020

[Early Access] Mount & Blade II Bannerlord

Después de siete años en desarrollo, Mount & Blade 2: Bannerlord fue lanzado... en Early Access. ¿Vale la pena en su estado actual? Si no, ¿promete suficiente como para tenerlo en nuestra wishlist hasta que salga?

Antes de empezar, voy a decir una cosa; esta review no va a tener un puntaje final. El juego está en desarrollo, y sería injusto bajarle puntos por cosas que faltan o errores sin resolver. De más está decir que, a pesar de eso, los problemas presentes van a ser mencionados, para asegurarme de darles toda la información pertinente al estado actual del juego.
Mount & Blade 2: Bannerlord nos introduce en el mundo de Calradia, 200 años antes del título anterior, Mount & Blade: Warband. Ahora mismo, Bannerlord nos ofrece una campaña, en la cual crearemos un personaje, incluyendo su historia (dependiendo de la cual nuestras habilidades iniciales cambiarán), y comenzaremos a pasear por el territorio de Calradia, reclutando soldados para nuestro ejército, con mucha, muchísima libertad. Eventualmente, podremos aliarnos a uno de los diferentes reinos, o incluso formar el nuestro propio, dirigiendo a nuestras tropas en combate, empleando caravanas o comprando mercados para obtener ganancias, etcétera.

Bannerlord realmente es complejo, no sólo en los sistemas de economía o la administración de recursos para nuestras tropas y, posiblemente, nuestro reino, sino también en el combate; no sólo manejaremos a nuestro personaje, sino que también deberemos dar órdenes a nuestras tropas, para que formen en diferentes formaciones, avancen, se retiren, ataquen de frente, flanqueen, se dispersen en un combate más caótico, y aún más. Todo esto mientras intentamos combatir nosotros mismos, en un sistema muy, muy difícil de masterizar. Utilizando nuestro arsenal de espadas, mazos, lanzas y demás, podremos atacar o defender desde cada costado, de arriba, o realizar incluso una estocada frontal. Los ataques se sienten pesados, no en un mal sentido; después de todo, las armas que manejaremos no son precisamente livianas. Aún así, puede llevar un buen tiempo acostumbrarse al sistema. Si buscan un juego simple, este no es para ustedes.
Personalmente, mi preferencia son las armas de rango; además de todas las armas cuerpo a cuerpo, tendremos a nuestra disposición arcos, ballestas, o armas para lanzar, como lanzas cortas o arpones. Siempre tuve fascinación por el arco y flecha, y de paso evitar el combate cuerpo a cuerpo, para el cual soy espantoso, es un bonus. Aun así, de a poco voy mejorando en ese aspecto.

En lo que a la historia respecta, tendremos la trama principal de nuestro personaje, la cual lamentablemente no parece estar terminada; lo primero que aprendemos es que nuestro personaje está buscando rescatar a sus hermanos menores, algo de lo cual no volveremos a tener novedades luego de terminar el tutorial. Seguramente esto se va a solucionar en el futuro, pero ahora mismo eso nos deja sólo con una historia secundaria bastante básica y que no hace más que justificar nuestra aventura, sin ninguna motivación real fuera de lo que el jugador quiera hacer con la libertad que se le da. Fuera de todo esto, la simulación hace que los diferentes ejércitos existentes en el mundo avancen, atacando pueblos enemigos, tomando prisioneros y demás, algo que, si se sigue explotando, podrá hacer que el mundo se sienta más vivo en un futuro no muy lejano.
Por último, tendremos misiones secundarias que nos permitirán ganar recursos adicionales y renombre dentro del territorio de Calradia, mejorando nuestra relación con otros personajes. Lamentablemente estas misiones son bastante repetitivas ahora mismo, y las centradas en diálogos y diplomacia no parecen estar muy pulidas, aunque las misiones más relacionadas con combate son muy divertidas, desde enfrentar un grupo de bandidos hasta proteger una caravana mientras viaja. Cuidado; algunas misiones tienen bugs, aunque el equipo trabaja muy duro para solucionarlos lo antes posible, y se ven montones de fixes todos los días.

Hablando de bugs, el juego tiene varios, desde errores menores hasta crashes (los cuales hasta ahora no tuve personalmente). Aún así, cada día salen nuevas actualizaciones arreglando problemas de a montones. Se nota que el equipo no sólo se está centrando en ampliar lo que se tiene, sino que pone un esfuerzo muy grande en hacer que el juego sea lo más estable posible.
Fuera de la campaña principal, podremos generar batallas personalizadas, en las que configuraremos quiénes serán los reinos involucrados y qué recursos tendrán, lo cual nos dejará ver fácilmente batallas inmensas sin necesidad de jugar la campaña. Y con inmensas, me refiero a realmente inmensas; ahora mismo el juego permite ver hasta 1000 unidades en pantalla al mismo tiempo, aunque podemos poner incluso más en la batalla.

En resumen, el modo de un jugador promete mucho, aunque se nota que falta mucho por hacer. Sin embargo, no puedo esperar a ver cómo avanza este juego, el cual, a pesar de su contenido limitado por el momento, ya logra mantenerme enganchado con su gran sistema de manejo de tropas.
Si pensaron que esto terminaba acá, se equivocan; Mount & Blade: Bannerlord nos trae tres modos multijugador; por un lado el clásico Team Deathmatch, donde dos equipos se enfrentan para eliminar al oponente, y el modo Siege, en el cual los dos equipos deben tomar control de puntos en el mapa para ganar. Estos son los dos modos en los que controlaremos a un personaje, juntando puntos al cumplir objetivos y eliminar enemigos. Por el otro lado tenemos el modo Capitán, en el cual cada jugador dirigirá una tropa en un combate épico. Lamentablemente, no pude probar este último modo, debido a que no había servidores disponibles para el mismo. Tal vez aún no fue implementado, o tal vez tuve mala suerte. Aún así, los otros modos fueron muy divertidos para jugar, y pueden volverse extremadamente caóticos cuando hay muchos jugadores, lo cual va muy a favor de este juego tan centrado en la brutalidad y el caos del combate entre tropas inmensas.

El modo multijugador tiene dos problemas ahora mismo, uno ligero y uno que puede llegar a ser bastante grave a medida que la comunidad crezca. Primero el ligero; los asesinatos y asistencias que logremos no quedan guardados en nuestro perfil, por lo que no podremos ver aún las estadísticas de qué tan malos somos. El grave es el lag; si bien el movimiento de nuestro personaje y sus acciones se sienten bien, he experimentado, y escuchado de mucha gente, que hay una diferencia bastante importante entre el momento en el que realizamos un ataque y el momento en el que se registra, para algunos de uno o dos segundos, para otros de hasta cinco. Esto no vuelve injugable el multijugador; en medio del caos, cuando la gente se apiña y no sabemos ni siquiera a quién atacamos, a alguien le vamos a dar. El problema es cuando tenemos que apuntar muy específicamente a enemigos a distancia, o cuando debemos matar a un oponente en un duelo y él no deja de correr alrededor nuestro. No es imposible, y una vez que nos acostumbramos no es tan grave, pero somos muchos los que decimos que estaría bueno que esto mejore en el futuro.
Hay un último componente que le va a dar todavía más vida al juego cuando la comunidad crezca; soporte para mods. El equipo de TaleWorlds liberó el motor gráfico del juego para que los modders tengan a su disposición todas las herramientas necesarias para expandir aún más este juego que, ya desde este momento, tiene mucho para dar.

Impresiones finales


Para cerrar, Mount & Blade: Bannerlord es un juego que realmente tiene mucho para dar y promete aún más, y en el cual puedo verme invirtiendo montones y montones de horas. El precio puede parecer algo excesivo ahora mismo con la falta de contenido y los varios bugs, especialmente para la pobre moneda argentina, pero ver lo que sí hay en este momento y lo duro que trabaja el equipo de TaleWorlds, sacando actualizaciones cada día, hace que me parezca totalmente justo invertir en un título que estoy seguro va a darnos todo lo que promete y más, si le damos el tiempo suficiente. Incluso ahora mismo, el juego ya es capaz de darnos varias horas de diversión. Para los amantes de lo medieval, y de las tácticas y estrategias de la guerra, este es un título muy pero muy entretenido, con muchas cosas que aprender, y mucho para hacer. Para aquellos que lo compren, tengan paciencia, es Early Access después de todo, y céntrense en lo bueno, porque de eso hay mucho.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Mount & Blade II Bannerlord (Early Access)
Galerías
Mount & Blade II Bannerlord (Early Access)
  • Empresa
    TaleWorlds.
  • Origen
    Turquía.
  • Fecha de lanzamiento
    31 de Diciembre de 2020.
  • Plataformas
    PC.
  • Descripción

    Es la segunda parte del exitoso juego de rol Mount & Blade: Warband. En esta oportunidad el juego se realizará con un motor hecho para éste. Habrá mundo abierto y más novedades. Llegó primero al acceso anticipado de Steam el 31 de marzo de 2020. Se espera su fecha de lanzamiento full.