+ Puntuar

  • Puntaje editor

    6.0
  • Puntaje usuarios

    7.0
Oninaki
Leandro Bordino
Redactor
Leandro Bordino / Cloud

Soy amante de los videojuegos desde que tengo memoria y disfruto mucho escribir sobre ellos. La música es mi otra pasión, me encuentro estudiando en el Conservatorio Manuel de Falla y con suerte algún día compondré la banda sonora de un juego. Leer más »

Email: lbordino@playnomore.com
06 de Septiembre del 2019

Análisis de Oninaki - PS4

Tokyo RPG Factory vuelve a la carga con su tercer título, y esta vez decidieron apostar por diversos cambios con respecto a sus anteriores lanzamientos. Veamos si la decisión fue positiva.

Es increíble que ya hayan pasado cinco años desde que se fundó Tokyo RPG Factory, un estudio de Square Enix apuntado a desarrollar títulos de rol que despierten nostalgia en sus usuarios. O al menos esa fue la idea inicial. En 2016 lanzaron su primer juego: I Am Setsuna. Sin intención de adelantarme con el análisis, esta obra sigue siendo lo mejor que han hecho, con una sensación perfecta de JRPG clásico (tiene grandes influencias de Chrono Trigger y otros) adaptado a los tiempos que corren. Y todo ello acompañado de una historia, arte y banda sonora de gran valor. A principios de 2018 llegó el segundo estreno del estudio, Lost Sphear, que siguió una línea similar, con nuevas mecánicas y un poco menos de drama. Aunque las cosas marchaban bien, todavía se esperaba ese título que nos volara la cabeza, y Oninaki prometía llevarse esa medalla. Anunciado a principios de este año, el tercer lanzamiento de Tokyo RPG Factory traería acción en tiempo real, avances gráficos, una trama prometedora y más... y al fin está en nuestras manos.El argumento es de lo más interesante que van a encontrar en Oninaki. Aunque se va cayendo con el paso de las horas, presenta un plot que engancha fácilmente. El protagonista es Kagachi, un "Watcher" encargado de ayudar a las "Almas Perdidas". En el universo del juego, cuando una persona fallece, sus seres cercanos deben hacer un esfuerzo por no atar el alma del difunto al mundo de los vivos. Si el alma siente que tiene una deuda pendiente o ve el dolor que deja en las personas, no puede llegar al más allá y se queda varado. Ahí es donde entran los Watcher, personas con la capacidad de pasar del mundo de los vivos al de los muertos para poder encontrar a estas almas y ayudarlas. La tarea es muy dura, ya que pueden haber almas que no entienden que han perdido la vida, otras que no quieren abandonar a sus familias, etc. El problema es que si no marchan a descansar a tiempo, se convierten en criaturas horribles.

Reitero, todo este escenario armado es muy atractivo y se nos presenta rápidamente. De hecho, a pesar de su aspecto casi cartoon, el juego comienza de forma muy cruda y demostrando la sangre fría del protagonista, sorprendiendo de igual forma en diferentes momentos de la aventura con muertes inesperadas o escenas de profundo drama. Está claro que, girando todo en torno a la muerte, Oninaki apenas puede sacar alguna sonrisa, alejándose de ese humor que presentaron con Lost Sphear. Tiene su propia personalidad... ahora hay que ver si cumple con lo demás.Luego de dos títulos con combates por turnos, Tokyo RPG Factory se animó al Action-RPG. Y este no es el único cambio importante, sino que además Kagachi es el único personaje físico que controlaremos; en esta aventura no se arma un grupo de personajes como suele ser costumbre. De todas formas, no estaremos totalmente solos, ya que entran en juego los Daemons. Éstas son almas perdidas que se alían con Kagachi y le otorgan diferentes habilidades y armas. Siempre tendremos un alma equipada, existiendo la posibilidad de juntar cuatro en un acceso rápido. Aquí comienzan algunas de las controversias del sistema que ofrece Oninaki.

Como decíamos, cada Daemon tiene sus propias habilidades a desbloquear, y su arma. Esto significa que, a medida que encontremos nuevos Daemons, habrá que probar cual es el que más se adecúa a nuestra forma de jugar. Algunos tienen armas más pesadas, otros permiten realizar un doble salto, etc. El problema es que, para mejorarlos, no quedará otra que eliminar enemigos usándolos, y para saber con certeza si los Daemon nuevos serán de ayuda, toca perder tiempo de juego completando su árbol para ver qué habilidades tendrá. Por lógica, los últimos Daemon que encontremos serán más poderosos, pero se puede pasar toda la aventura con el primero que tenemos si se quiere. De hecho, éste tiene uno de los mejores esquives del juego, y su última habilidad es realmente devastadora. Hablando de éstas últimas, vale aclarar que se recargan rápidamente con una barra y abusaremos de ellas constantemente. De resto, solo tenemos un ataque básico machacando un botón. Y ojo, a veces el cambio de comando le cuesta bastante (por ejemplo, atacar, esquivar y curar de forma dinámica).Al comienzo podremos optar por varios niveles de dificultad, y si buscan un reto les sugiero ir por el difícil. Ocurre algo curioso en su dificultad media, y es que al principio parece súper complicado, pero luego nos empiezan a dar tantas mejoras que se torna casi un afano de nuestra parte. Los bosses apenas tienen una chance de ganarnos. Además de todo lo mencionado, podemos encontrar al "Alquimista" en el pueblo principal, quien puede equipar piedras especiales a las armas y así agregarles algún efecto adicional. También puede upgradear las armas y conseguirnos nuevos ítems. Por si fuera poco, subir de nivel a Kagachi es bastante rápido. Y más si te toca recorrer los escenarios dos veces... ah, ¿no lo había dicho?

Otra tarjeta amarilla para Oninaki es el uso del mundo de los vivos y los muertos. Así como en Lost Sphear involucraban la restauración del mundo como parte de las mecánicas jugables, aquí ocurre lo mismo con Kagachi y su habilidad de traspasar ambas zonas. En cualquier momento podremos presionar un botón y cruzar las barreras para comunicarnos con algún alma perdida, solo que en los dungeons primero tendremos que eliminar a un monstruo de mayor poder; si no lo hacemos, encontraremos solo oscuridad y un gran riesgo de ser eliminados. ¿Cuál es el problema? Es que en ambas capas hay monstruos, y si queremos explorar en busca de cofres, nos toca enfrentarlos dos veces seguidas en los mismos escenarios. Es algo ridículo teniendo en cuenta que tampoco hay mucho que encontrar. Los escenarios son lineales, sin sorpresas ni secretos, e incluso con un detalle que puede hacer desmayar a los ansiosos: están llenos de cajas y objetos destructibles que jamás dejan nada para agarrar. Por suerte perdí el hábito de romperlos en cuanto me di cuenta. Ah, los monstruos se repiten hasta el hartazgo; el mismo pinguino mutante que te ataca en el primer dungeon sigue estando en el último.Y todavía me restan dos ítems más que podíamos encontrar en los títulos previos, y acá se han perdido. Son detalles que a los fans seguro les decepcionará. Por un lado, al llegar al mapa del juego descubrirán que... no se puede recorrer (*llora). No hay mapamundi, sino una imagen donde seleccionaremos el destino. No hay mundo por el cual pasear, ni secretos que nos esperen. Todo recae en los dungeons y poquísimos pueblos. Por otro lado (acá sí me llevé una desilusión), la banda sonora ya no corre a cargo del increíble Tomoki Miyoshi, cuyas melodías de piano de I Am Setsuna y Lost Sphear todavía resuenan en mi mente. Ojo, Oninaki cuenta con buenos temas, pero se nota desde el primer segundo que la magia de Tomoki se esfumó. Desconozco los motivos, pero sabemos que está trabajando en Digimon Survive, así que lo esperamos ansiosos. Lo cierto es que la banda sonora se repite constantemente, y no logra emocionar en escenas con alto grado de tristeza.


Conclusiones


Oninaki es una apuesta de Tokyo RPG Factory por sumergirse en el mundo de los Action RPG y así traer algo más actual a la mesa. Aunque el plot principal es súper atractivo y se notan las buenas ideas, este título terminó siendo un retroceso para el estudio. Puede ser entretenido, y su duración no es excesiva al punto de cansar, pero trae numerosos detalles a mejorar, o que quizás no tuvieron en cuenta. Podría recomendarlo a quienes busquen un Action RPG simple para insertarse en el género, o quienes tengan ganas de un poco de drama argumental. Acompañado por la música de Tomoki Miyoshi todo hubiera sido mucho mejor.


Lo mejor
· Un plot muy atractivo y bien armado.
· Sorprende con momentos crudos o de impacto dramático.
· Hay muchísimas habilidades y armas para probar.

Lo peor
· Problemas varios en el sistema de combate, que de por sí es simple.
· La excusa de cruzar ambos mundos para tener que recorrer dos veces cada escenario.
· Diseños de monstruos repetitivos y escenarios poco inspirados.
· Falta de sorpresas, pueblos, mapamundi y otros condimentos que se esperan en el género.
· La banda sonora no es mala, pero es repetitiva y se nota mucho la ausencia de Tomoki Miyoshi.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Oninaki
Galerías
Oninaki
  • Empresa
    Tokyo RPG Factory.
  • Origen
    Japón.
  • Fecha de lanzamiento
    22 de Agosto de 2019.
  • Plataformas
    SWITCH, PS4, PC.
  • Descripción

    Publicado por Square Enix, es el tercer juego de los creadores de I Am Setsuna y Lost Sphear. Nuevamente será un juego de rol y acción. Los jugadores explorarán el mundo mientras que un misterioso Vigilante llamado Kagachi está atado a su deber de cortar los lazos que unen a los Perdidos con dicho mundo.

Análisis mas votados

Todos | SWITCH | PC | PS4 | PS3 | ONE | 360 | WII U | WII | PS VITA | PSP | 3DS
>Juego >Puntaje