Análisis de YIIK: A Postmodern RPG - PS4 Volver arriba

+ Puntuar

  • Puntaje editor

    7.0
  • Puntaje usuarios

    7.0
YIIK: A Postmodern RPG (PSN/eShop)
Gabriel Pizarro
Redactor
Gabriel Pizarro / Gabriel

Tenía una frase muy cool, pero se perdió y nunca volverá a ver la luz. Leer más »

Email: prensa@playnomore.com
01 de Abril del 2019

Análisis de YIIK: A Postmodern RPG - PS4

Enciendan esos dial-up, queridos millenials, que es hora de volver a los 90.

Una historia post-moderna


Empecemos por lo básico: tomamos un poco de JRPG clásicos, más precisamente, Earthbound, y lo cargamos con referencias y música de los años '90 para vender un poco de esa nostalgia tan cara a la generación millenial.

YIIK se nos presenta con una apariencia colorida, simpatica; un juego que no parece que vaya a ir más allá de la humorada y el recuerdo para garantizar su compra. Pero, al igual que aquel RPG japonés del que tanto saca, lo que parece inocente e infantil, rápidamente se convierte en una historia oscura, llena de misterios y, por momentos, lovecraftiana.Pero poco les va a decir esto si no recorremos al menos el inicio de esta historia. Alex es un típico joven-adulto, de esos que crecieron entre los finales de los '80 y la década del '90, con el que nos podemos identificar fácilmente. Es barbudo, con onda "hipster", recién salido de la universidad, sin saber muy bien que hacer con su vida y con menos ganas de trabajar que Don Ramón. Es así que en su primer día en casa luego de tanto tiempo, decide explorar el pueblo donde creció, hasta llegar a una vieja fábrica abandonada siguiendo a un extraño gato bigotón.

Allí conoce a Sammy Pak, una chica que no parece siquiera saber muy bien en que realidad está parada. Y acá es donde la cosa se vuelve surrealista: Sammy es raptada por unos seres hechos de estrellas y la materia del cosmos, mientras Alex se queda petrificado sin poder hacer nada. Si a esto le sumamos un foro de cosas paranormales donde se filtra la desaparición de Sammy en video, y teorías que lindan entre lo paranormal y lo filosófico, tenemos entonces todos los condimentos de un buen capítulo de X-Files, y no hay serie más noventosa que esa.Hasta aquí, interesante; pero la cosa se vuelve problemática a medida que conocemos mejor al protagonista, Alex. Y es que el tipo es, sencillamente, insufrible. Es básicamente un llorón egocentrico al que solo le preocupa su propia vida. Alex se hará de un grupo de amigos, todos unidos por la pérdida de alguna manera, y con ellos tratará de encontrar a Sammy. Pero el trato que les propensa está lejos de ser adecuado: subestimaciones, insultos... en fin, no es un personaje querible. Y lo peor de todo es que Alex somos todos nosotros, cada uno de nosotros.

Esa es la intención de los desarrolladores con este juego (y lo que le valió críticas bastante mezcladas): que Alex pueda ser un reflejo de quienes somos, o fuimos; que nos preguntemos si alguna vez actuamos de manera similar (y si, el tipo será un imbécil, pero sus reacciones son hasta esperables) y que sentimos o habrán sentido otros al respecto. Así, YIIK se va a convertir en un viaje de crecimiento, en el que Alex no se convertirá tal vez en una "buena persona", pero al menos, en alguién mejor.Si, ya nos pusimos filosóficos, pero bueno, esa es la idea, y es parte del encanto. No es para todos, pero sin duda lo hace un juego interesante.

Hit and Miss


Esta mezcla entre infantil y oscuridad; seriedad y nostalgia; se puede apreciar en el resto del juego, y no sólo en la historia: desde los gráficos al gameplay. Desde el punto de vista del diseño, nos encontramos con un mundo colorido y brillante, que hasta se lo puede describir como alegre. Hace pensar un poco a los comics de Scott Pilgrim, con esa imagen de caricatura casi simplista, a pesar del tipo de historia que estás contando. Y tal vez esto quede más patente en los extraños enemigos que encontramos por ahí: calaveras flotantes, cacas con ojos, Tortugas Samurai... un contraste enorme con un mundo y una historia que incluyen depresión, suicidios, crisis económica y social. Es como si YIIK quisiera llevarnos a una falsa sensación de tranquilidad antes de darnos en la cabeza con la parte fea de los '90 y de la vida en general.

Esta experimentación también se lleva al terreno de juego, que es donde YIIK tiene su actuación más floja. En esencia es un RPG de combate por turnos típico japonés. La parte "original" es que cada vez que atacamos, se nos abre un minijuego de "ritmo" en el que debemos apretar los botones de manera coordinada (el tipo de juego cambia con el personaje) para que nuestros ataques sean más potentes. Al principio parece divertido y una buena vuelta de tuerca, pero rápidamente se vuelve tedioso. 
Algunos ataques llevan demasiado tiempo; otros son muy dificiles y nunca llegamos a pegar con todo; y al no tener una opción de "ataque básico", esto se repite en cada turno. Lo mismo pasa al momento de la defensa: cada ataque enemigo hace aparecer una barra de acción en la que, apretando en el momento justo, podemos recibir menos daño o esquivar incluso. Esta bueno al principio, pero pasa igual que con los ataques: aburre muy rápido.Además del combate, hay exploración y resolución de puzzles. Estos estan en un punto medio, ni tan fáciles ni tan difíciles, y algunos son entretenidos. El único problema es que el juego es muy poco claro en cuanto al mapeo de los botones, y no hay opción de revisar como usar cada herramienta. Y hablando de mapeo, los "dungeon" se sienten un poco extraños muchas veces, casi como si fuesen armados sin ganas. Un contraste bastante grande con, por ejemplo, los pueblos, que transpiran personalidad.

Conclusiones


Lo bueno que tienen los juegos indie, es que están mucho más libres para experimentar que sus hermanos AAA. Eso hace que tengamos títulos cargados de originalidad; y otros que tratan tanto que terminan por no saber que es lo querían hacer en un principio. YIIK está en un punto medio, aunque en mi opinión, más cercana a lo primero. La nostalgia es un gran punto de venta, y usarla para darnos seguridad y después atacar con una historia tan oscura es una genialidad. Lo mismo con la idea de crear un personaje odioso que sirva de reflejo del jugador (y esto es, para el juego, más literal de lo que parece) es otra idea que me ha gustado mucho.

El problema más grande que tiene YIIK es cuando se quiere pasar de original y nos deja con su sistema de combate tedioso y hasta aburrido, que hace pesar un viaje que de otra manera sería fenomenal. Y así como a mi me gusta que Alex sea tan poco querible, mucha gente no va a sentir lo mismo: después de todo, a veces lo que queremos de un juego es una fantasía de escape; ser el héroe; y no que nos recuerden nuestros defectos.

En fin, YIIK es un riesgo, pero el bajo precio del juego lo convierte en una opción más que interesante si estás con ganas de debate filosófico y un misterio sobrenatural.


Lo mejor
· La historia.
· La música.
· Las referencias.

Lo peor
· La jugabilidad.
· Algunos problemas con el guión.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
YIIK: A Postmodern RPG (PSN/eShop)
Galerías
YIIK: A Postmodern RPG (PSN/eShop)
  • Empresa
    Ackk Studio.
  • Origen
    USA.
  • Fecha de lanzamiento
    17 de Enero de 2019.
  • Plataformas
    SWITCH, PS4, PC.
  • Descripción

    Es un "juego de rol posmoderno". Está ambientado en los años 90' y su historia incluye muchos personajes, conspiraciones y pandas. Alex, el protagonista, se meterá en una peligrosa aventura luego de ver como una mujer desaparece. Habrá minijuegos, combate por turnos y más.

Análisis mas votados

Todos | SWITCH | PC | PS4 | PS3 | ONE | 360 | WII U | WII | PS VITA | PSP | 3DS
>Juego >Puntaje