+ Puntuar

  • Puntaje editor

    7.0
  • Puntaje usuarios

    7.0
Royal Frontier (PSN/XBLA/eShop)
Leandro Bordino
Redactor
Leandro Bordino / Cloud

Soy amante de los videojuegos desde que tengo memoria y disfruto mucho escribir sobre ellos. La música es mi otra pasión, me encuentro estudiando en el Conservatorio Manuel de Falla y con suerte algún día compondré la banda sonora de un juego. Leer más »

Email: lbordino@playnomore.com
17 de Marzo del 2022

Análisis de Royal Frontier - PC

Una caravana tiene que recorrer un peligroso sendero por 45 días, y la única forma de que llegue a salvo a destino será gracias a la ayuda de un grupo de héroes. Rol, estrategia, batallas por turnos y roguelike nos esperan en este simple pero entretenido combo.

Los juegos de estilo roguelike definitivamente se han vuelto toda una adicción en los últimos tiempos, y mientras existen títulos a pura acción y desafíos hardcore, como Hades o Dead Cells, se pueden encontrar otras propuestas que no requieren de habilidad en nuestros dedos, sino más bien de un poco de táctica. En este último grupo es donde ingresa Royal Frontier, un nuevo juego del desarrollador finlandés Woblyware, y el editor Ratalaika Games.
La historia reúne a un grupo de tres héroes, quienes tendrán la difícil tarea de escoltar a una caravana por todo el continente y llegar a salvo a nuevas tierras. Por supuesto, todo se complica día a día, ya que el camino estará plagado de enfrentamientos, jefes y eventos especiales en los cuales nos tocará tomar decisiones que pueden beneficiarnos o ponernos en un aprieto mayor. La partida consta de 45 días, habiendo siempre un suceso en cada uno de ellos, aunque lo bueno es que todo avanza de forma dinámica y una run puede terminarse en alrededor de una hora... si la sabiduría y fortuna está de tu lado. Igual, completar el juego por primera vez no es más que el principio.

Sin ir mucho más lejos con el argumento, que de por sí no profundiza en personajes ni mucho más, hablemos sobre las mecánicas. Para empezar, veremos un mapa que se divide en tres rutas. Nuestra primera decisión será seleccionar una de ellas, ya que aunque habrá oportunidad de pasarnos a un trayecto diferente, lo más probable es que nos mantengamos en línea recta por varios días. Desde este instante el sentido táctico comienza a jugar con nosotros, ya que podemos observar lo que nos esperará más adelante y en base a eso realizar la elección. Por ejemplo, un sendero quizás tenga un cofre, pero también un boss, mientras que otro puede no tener jefes pero tampoco muchas recompensas.
Una vez hayamos decidido, comienzan las batallas. En ellas el juego pasa a un combate por turnos tradicional, en el que podemos tomarnos el tiempo para decidir nuestras acciones y luego ver los resultados, a la vez que los oponentes también nos atacan o utilizan efectos. Contamos con un ataque común, habilidades especiales (las cuales son limitadas) y el uso de ítems. Todo se mantiene muy típico, aunque este juego también utiliza un recurso que se ha vuelto bastante popular (aunque existe desde hace varias generaciones): pequeños quick time events al atacar o defendernos para mejorar la performance. En este caso lo interesante es que cada ataque tiene su propio minijuego o timing, e incluso los enemigos también pueden variar el momento en el que debemos presionar el botón. Es un agregado genial ya que nos hace compenetrarnos mucho más con las batallas en pos de sacar mejores resultados. Porque créanme, nos tiene que ir muy bien para poder avanzar.

Si, estos 45 días deben superarse de corrido (aunque obviamente podemos cerrar el juego y continuar donde lo dejamos). Una vez se pierde, volvemos a empezar. Como todo roguelike que se precie, las partidas se generan de forma aleatoria, por lo que los caminos cambian sus eventos y también nuestra party inicial ya no será la misma. Vamos a contar con 6 héroes distintos para probar (hay 3 que debemos desbloquear jugando), y la idea es encontrar la combinación que se adapte mejor a tu forma de jugar. Podemos llevar personajes que se dediquen más a curar, guerreros que sean más fuertes, o un balance entre estas posibilidades. Y no sólo esto cambiará drásticamente la partida, sino que también podremos elegir 3 de un total de 48 "bendiciones" para empezar. Obviamente, se irán desbloqueando a medida que juguemos y volvamos a empezar. Éstas nos otorgan una gran variedad de beneficios, como empezar con 500 de oro o recibir más experiencia en batallas.
Como mencioné, el camino no sólo está lleno de enfrentamientos, sino que además hay algunos escenarios particulares. Por ejemplo, podremos dar con cofres con jugosas recompensas, una tienda con excelentes ofrendas o situaciones en las que tendremos que elegir a sangre fría: éstas son muy interesantes ya que pueden tener buenos o malos resultados, aunque una vez que ya juegues bastante, por supuesto van a comenzar a repetirse. Los personajes también cuentan con un sistema de nivel, y con cada ascenso tendremos que elegir una de tres mejoras disponibles.

Todo es muy sencillo y fácil de entender, y en mí caso fue un enganche a primera vista. Apenas comencé a jugar y vi de que se trataba, sabía que me iba a tener atrapado hasta terminarlo. No tardé mucho en ganar mi primera partida completa, pero por suerte Royal Frontier tiene mucho más. Como imaginarán, es imposible derrotar a todos los bosses en una sola travesía, por lo que toca regresar para poder enfrentarlos a todos. Este es sólo uno de los desafíos adicionales que nos ofrece el título, ya que hay toda una serie de challenges para intentar realizar. En definitiva, el objetivo primario es atravesar los 45 días, pero a su vez hay más para hacer.
Hay algunos detalles que podrían haber sido distintos. Por ejemplo, el juego podría permitir utilizar ítems durante el mapa, pero no lo hace. Por ende, esto nos obliga a pensar en la batalla siguiente cuando todavía estamos terminando una actual, ya que si algún personaje está con poca salud, conviene curarlo de antemano para que esté preparado para el próximo encuentro. Esto no siempre sale bien, y podría haberse evitado. También hay algunas habilidades que sirven para paralizar a un enemigo, pero nunca nos aclaran que hay determinados tipos de oponentes que no pueden paralizarse, haciéndonos desperdiciar el objeto o skill. Por último, hay un bug que te hace repetir el Día 1 dos veces, pero por suerte ocurre al comienzo y si te llega a pasar solo basta con reiniciar la partida. Afortunadamente no ocurre en instancias más avanzadas, porque sería un verdadero dolor de cabeza.

Conclusiones


Royal Frontier no reinventa el género pero crea una mezcla súper eficaz y entretenida. Es fácil de aprender y tiene muchas combinaciones y posibilidades, lo cual hace atractivo querer jugar otra partida y desbloquear todo. No tendrá las batallas por turnos más rebuscadas de la historia ni una infinidad de eventos en el trayecto, pero cumple su función.


Lo mejor
· Ganar una partida no es más que el comienzo, hay muchos desafíos extra.
· Sencillo, fácil de aprender y muy entretenido.
· Buen sentido táctico de principio a fin.

Lo peor
· Carece de profundidad argumental.
· Algunos detalles podrían cambiarse, como el permitirnos usar ítems en el mapa.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Royal Frontier (PSN/XBLA/eShop)
Galerías
Royal Frontier (PSN/XBLA/eShop)
  • Empresa
    Woblyware.
  • Origen
    Finlandia.
  • Fecha de lanzamiento
    18 de Marzo de 2022.
  • Plataformas
    PC, PS4, XONE, SWITCH, PS5, SERIES X|S.
  • Descripción

    Editado por Ratalaika Games, es una aventura estratégica de estilo roguelite, basada en turnos, que abarca muchas experiencias y desafíos que le dan un atractivo más amplio que muchos otros juegos similares de este género. Un grupo de héroes tiene la tarea de guiar una caravana de manera segura a través del peligroso continente.