+ Puntuar

  • Puntaje editor

    7.0
  • Puntaje usuarios

    7.0
Alex Kidd in Miracle World DX
Leandro Bordino
Redactor
Leandro Bordino / Cloud

Soy amante de los videojuegos desde que tengo memoria y disfruto mucho escribir sobre ellos. La música es mi otra pasión, me encuentro estudiando en el Conservatorio Manuel de Falla y con suerte algún día compondré la banda sonora de un juego. Leer más »

Email: lbordino@playnomore.com
22 de Junio del 2021

Análisis de Alex Kidd in Miracle World DX - PS4

Tras tantos años de ausencia, el pequeño Alex Kidd vuelve con una remake de su primer juego. Regresan los saltos, la moto, los puños y... el infartante piedra, papel o tijera. ¿Vale la pena? Vamos a verlo.

Mi primer recuerdo de Alex Kidd no es con su videojuego original, sino con el que probablemente muchos también lo conocieron: Alex Kidd in the Enchanted Castle, de Mega Drive. Sin dudas, un plataformero muy desafiante, con momentos memorables y el temible piedra, papel o tijera. De por sí, era un personaje que llamaba bastante la atención, e incluso fue casi mascota de Sega, hasta la llegada del imbatible erizo en 1991. Porque claro, este simpático héroe vio la luz mucho antes con su primer lanzamiento: Alex Kidd in Miracle World (estrenado en 1986 para Master System). Tras mucho tiempo fuera del mapa, fue una agradable sorpresa recibir la noticia de que se realizaría una remake de este título de la mano de Jankenteam y Merge Games. Y ahora que está acá, ¿es un regreso triunfal?

Obviando las introducciones animadas y diálogos que antes no existían, finalmente tenemos el control de Alex y la primera pantalla es exactamente igual a la que los fans recordarán de hace tantos años. Pero con una renovación gráfica bellísima, combinando un estilo caricaturesco con animaciones fluidas. La primera sensación es muy positiva, pero antes de ahondar en esto repasemos un poco la trama de In Miracle World, ya que hay una y se ve más detallada en esta remake. Alex es un joven que dedica sus días a entrenar y... comer. Cualquier parecido con Gokú no es pura coincidencia, ya que originalmente Alex Kidd estaba planeado para ser un juego de Dragon Ball, pero al final no se dio. Datazo aparte, resulta que el villano de turno, Janken el Grande, viene a conquistar la Región de Radaxian, convirtiendo a todos sus habitantes en piedra. Será deber de nuestro joven protagonista derrotar al malvado rufián y sus secuaces.
Volviendo al primer contacto con el título, ya vemos que además de ser una remake muy fiel al original, hay algunos detalles nuevos. Por ejemplo, Alex emite algunas palabras a través de un cuadro de texto, e incluso los habitantes convertidos en piedra aparecen en nuestro camino y también les podemos hablar. No me pregunten cómo hacen para contestarnos si son de piedra... pero bueno, supongo que será por la magia de los videojuegos. Con avanzar un poco también vamos a obtener el primer mítico anillo, el cual nos da la habilidad de disparar. En el original, teníamos que pausar el juego para equiparlo, pero acá basta con un botón para tenerlo listo.

La jugabilidad vuelve a presentar los mismo comandos, por lo que no esperen hacer algo que no se pueda en el original. Alex salta, da golpes con sus enormes puños, bucea, y todo lo que recuerdes que hacía previamente. También vuelve a ser vital ahorrar el dinero que juntemos en los niveles, ya que nos esperan algunas tiendas para comprar importantes ayudas, que lamentablemente sólo nos van a acompañar durante una vida al activarlas. Entre ellas, la querida moto con la que podremos pasarnos un nivel con mucha facilidad si tenemos la habilidad necesaria para no desperdiciarla.
Pero había algo que me estaba incomodando durante mis primeros minutos de juego, y era la sensación de que Alex se patinaba un poco, casi como si el piso fuera de hielo, o los saltos algo imprecisos. Lo primero que pensé fue que realmente estaba emulando con creces al original, ya que éstos son detalles muy comúnes de los plataformeros de antaño. Pero luego presioné un botón y entendí todo: la pantalla se oscureció y en un abrir y cerrar de ojos estaba en el lugar exacto donde dejé a Alex, pero ahora viendo la versión de 1986. Si, el juego viene con una funcionalidad maravillosa, y es que podés pasar de la versión de Master System a la remake casi instantáneamente y EN CUALQUIER MOMENTO. 

Si, leíste bien, incluso en plena batalla contra un boss, no importa. Un botón y abracadabra. Creo que más de uno va a desear que esto se pueda hacer en cualquier remake a partir de ahora... pero claro, el problema que mencionaba antes va un poco de la mano con ésto. Y es que los controles de Alex están calcando al viejo y pixelado personaje, por lo cual por más hermoso que se vea en esta versión, sus saltos e imprecisiones son las mismas. No se dejen engañar por mis palabras, el juego se disfruta perfectamente, pero tiene esa cucharada de inexactitud que puede sacarte de quicio.
¿Y porqué te saca de quicio? Y, básicamente porque estamos ante un juego de vieja escuela en el que perdés al mínimo contacto con cualquier cosa que signifique un peligro. ¿Te tocó un pez? Fuiste. ¿Saltaste sobre una rana? Cagaste, no sos Mario amigo. ¿Caíste sobre la lava? Bueno, esta te la entiendo un poco más. Pero en definitiva, cualquier cosa nos mata y a empezar de nuevo. Al menos en esta remake contamos con checkpoints en medio de los niveles, los cuales no son largos pero puede costar superarlos por este grado alto de dificultad que representa tener dos vidas y morir con tanta facilidad. Así que están advertidos.

Ahora sí, vamos a hablar sobre lo más importante. Porque si entraste a esta reseña, fue para leer este párrafo. Y si recordábamos a Alex Kidd, quizás no era tanto por la aventura... si no por el hijueputa piedra, papel o tijera. Si, este mundialmente conocido minijuego está de regreso, con combates "al mejor de tres" con los bosses de las zonas. Nuevamente suena la misma música, la cual nos da unos segundos para hacer nuestra elección, y acto seguido se ve el resultado. El primero en obtener dos puntos es el ganador, pudiendo también haber rondas empatadas (y sí que saben empatar estos chicos... he tenido 10 empates de corrido y no se si hasta más).

Como me imaginé antes de empezar esta remake, el estrés que me ocasionaron estas partidas en mi niñez revivió. Y personalmente pienso que ésta por aquel entonces novedosa forma de enfrentar a los bosses ha envejecido muy mal. Dudo que alguien en su sano juicio piense que es justo repetir todo un nivel porque el maldito boss nos ganó en un piedra, papel o tijera. Más si consideramos los stages finales, que ya son más largos y desafiantes. La aleatoriedad de esta situación, sumado a que en algunos casos hay que ganar el minijuego y luego disputar una pelea real contra el jefe, puede ser de lo más estresante. Un par de escenarios los tuve que repetir decenas de veces porque simplemente el boss me tenía de hijo en el piedra, papel o tijera. Mi joystick sigue sano de milagro. Reitero, esta mecánica envejeció terriblemente mal, y afirmo que debieron poner un save o por lo menos la posibilidad de adelantar más rápido el minijuego, porque encima lleva su tiempo.

Habiéndome desquitado ya con el tormentoso minijuego, debo decir que es una remake muy linda en lo estético, y que no falla con lo que se propone. Este título representa con suma fidelidad lo que nos dejó el original en 1986, y eso es de aplaudir. Los nostálgicos de la época o fanáticos de la saga seguro van a quedar impactados y disfrutarán mucho del "botón retro". Por lo demás, detrás de su apariencia simpática es un juego desafiante, con algunos niveles finales para el infarto si consideramos que una sola sala con una trampa bien puesta puede hacernos repetir todo de nuevo.

 

Conclusiones


Alex Kidd In Miracle World DX es una gran remake y sorprende principalmente por su grado de fidelidad y la posibilidad de pasar a la versión original en cualquier momento con sólo presionar un botón. Se ve muy bonito, aunque se sigue jugando como en 1986, lo cual puede ensuciar un poco la experiencia teniendo en cuenta lo hardcore que resulta el sistema de vidas. Con algunos detalles adicionales que aportan lo suyo, claramente la piedra en el zapato, justamente, es el minijuego de piedra, papel o tijera, que puede ser todo un clásico en la saga pero es una situación que envejeció bastante mal.


Lo mejor
· Estéticamente bello y sumamente fiel al original.
· Algunos detalles nuevos que adornan más al juego.
· Pasar a la versión de 1986 con UN BOTÓN y EN CUALQUIER MOMENTO. Hermoso.
· Mantiene su alto nivel de reto con pocas vidas y gran facilidad para perderlas...

Lo peor
· ... lo cual no está mal pero puede desesperar un poco en las últimas instancias.
· Ligado al punto anterior, el "piedra, papel o tijera" es una situación que envejeció mal. Repetir todo un nivel por un minijuego es un bajón.
· Al tener que calcar los movimientos del Alex original, la jugabilidad puede pecar de ser algo "resbaladiza".
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Alex Kidd in Miracle World DX
Galerías
Alex Kidd in Miracle World DX
  • Empresa
    Jankenteam.
  • Origen
    España.
  • Fecha de lanzamiento
    22 de Junio de 2021.
  • Plataformas
    SERIES X|S, PS5, SWITCH, XONE, PS4, PC.
  • Descripción

    Distribuido por Merge Games, es una revisión del título original lanzado en 1986. Contará con una renovada dirección de arte, un sistema de batalla de jefes mejorado y modos sin precedentes. También presentará escenarios nunca antes vistos y los desafíos únicos, que amplían la historia y la tradición de la franquicia de Alex Kidd.